Porto

Estas vacaciones el destino escogido para relajarme durante una semana fue Portugal en concreto Porto, lo escogí de casualidad,  mi familia solía veranear allí por lo que despertó mi curiosidad y uno de mis compañeros de trabajo me habló maravillas del lugar, así que un par de vistazos a sus playas y a los precios de los vuelos y ya me tenían conquistada, mi chico fue algo más reacio, pero después de conocer mi ilusión y el precio final, él también cayó rendido, así que allí nos fuimos.

Cuando sales de UK ya sea para cualquier lugar que no llueva y brille un poco el sol la felicidad te invade hasta niveles nunca antes experimentados.

Es muy difícil vivir sin el brillo del sol, sin el cielo azul, sin la sensación de tus hombros quemados, sin andar descalzo, sin ponerte pantalones cortos, es una agonía no os voy a engañar, te terminas acostumbrando pero en cuanto tienes la oportunidad de pasar unos días en modo caracol te das patadas en el trasero por llegar.

Así que un autobús, un avión, un metro, una caminata de dos horas y un sándwich vegetal  después llegamos al hotel y ahí comienza la aventura.

Author: Mayka Ayong

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *